7 Consejos para escritores de ciencia ficción

Fecha 7 de marzo de 2019

Es posible que el mundo de la ciencia ficción te haya llamado y que estés repleto de ideas para dar comienzo a una saga literaria de esas que marcan historia con la autoedición de libros. Ahora bien, la ciencia ficción es uno de los géneros más complejos que hay, por lo que antes de lanzarte a escribir harías bien en tener presentes estos consejos que pueden ayudarte en tu labor.


1. Aprende inglés

Puede parecer una recomendación un poco trivial ya que tu deseo podría ser el de limitar tu producción al público que lee en castellano y, en caso de tener éxito, poder contratar los servicios de un traductor.

Sin embargo, la inmensa mayoría de la producción de ciencia ficción se hace en inglés, así que vas a tener que leer mucho en la lengua de Shakespeare si quieres conocer por dónde se está moviendo el género.

Para que te hagas una idea, la primera novela que ganó el Premio Hugo que no estaba escrita en inglés fue “El Problema de los tres cuerpos” de Cixin Liu en 2015. Si esto no te parece de importancia, el premio, que es el más importante dentro de la narrativa de ciencia ficción, lleva celebrándose desde los años 50, por lo que puedes entender cómo domina el inglés dentro de este género.


2. Fórmate en ciencia

No te decimos que comiences una carrera científica en la universidad, basta con que estés al día en las últimas novedades y avances. Para ello tienes que tener a mano siempre información relevante y contrastada.

La mejor forma de acceder a estas fuentes de información es suscribirte a revistas especializadas de investigación. Incluso aunque tu producción no tenga nada que ver con los últimos adelantos científicos, tu redacción se beneficiará enormemente de tus conocimientos acumulados, algo que seguro que tus potenciales lectores reconocen y agradecen.


3. Comienza por historias cortas

Después de haber leído largas sagas como la de la Fundación de Asimov y otras similares, seguro que estás deseando dar comienzo a tu propio mundo para extenderte a lo largo de cientos de páginas con la autoedición de libros.

Ahora bien, lanzarte a esta aventura de buenas a primeras puede ser algo del todo desaconsejable. En su lugar, lo mejor que puedes hacer es comenzar por pequeños relatos que estén ya ambientados en el mundo que quieres desarrollar en tu posterior saga.

Con ello irás trazando el tipo de mundo en el que se desenvolverán historias posteriores, podrás corregir aspectos del mismo e irás inundando de riqueza hasta el más mínimo detalle de sus características sin tener que comprometerte con una historia demasiado larga.

Piensa en un relato corto como un ladrillo que irá levantando un muro sobre el que dibujar tu mundo.


4. Evita convertirte en un profeta

Es uno de los grandes riesgos de la ciencia ficción, aunque los lectores no desean para nada profecías ni sentencias tajantes. Por supuesto, si tu libro se va a desarrollar en un futuro, tu visión acerca de cómo progresará la humanidad es necesaria, pero lo importante para que un libro de ciencia ficción llegue a triunfar es la historia que cuente y no el mundo en sí mismo.

Claro que tienes que construir la sociedad y todos sus aspectos con detalle y mimo, pero céntrate en que esto resulte el marco de acción para tus personajes y sus historias y no el fin mismo del libro.


5. Procura no plagiar en exceso

Lo cierto es que en la ciencia ficción muchos recursos son ya comunes que te encontrarás cuando vayas a la autoedición de libros. Si describes naves espaciales, viajes por el hiperespacio, robots o cualquier otra cosa que encaje dentro de este género, procura darles un toque personal. Es decir, que tus naves no sean por entero el Halcón Milenario o que tus robots no sean una copia R. Daneel Olivaw, el protagonista de muchas de las historias de Asimov.

Para ello plantea siempre cuestiones novedosas, date tiempo para decidir cómo podrían ser los aspectos concretos dentro de tu mundo y, en definitiva, no tengas prisa para desarrollar un cuerpo integral de tu obra que, posteriormente, será el que valore el público.


6. Intentar ser coherente

Este consejo está relacionado con el que te dábamos antes sobre leer publicaciones científicas de primer nivel. Lo que queremos decirte aquí es que, una vez que hayas creado un mundo con unas reglas determinadas y un estado tecnológico propio, no te saltes tus propias reglas a la ligera ni hagas un mal uso de ellas a la hora de hacer tu autoedición de libros.

El lector de ciencia ficción suele ser bastante lógico y detesta estas irregularidades, así que huye de ellas.


7. La ciencia ficción no tiene que ser solo tecnología

Es más, centrarte demasiado en la tecnología es algo que acabará echando por tierra cualquier intento de escribir una novela con la autoedición de libros, ya que seguro que se te escapan demasiados detalles que no controlas.

Usa la tecnología, imagínate como será en el futuro, pero nunca la emplees como el objetivo mismo de tu historia, ya que este papel central tiene que ocuparlo los personajes y la historia.

Déjanos un comentario

  Suscribirse  
Notificarme de