Blog

10 consejos de Stephen King para escribir un best seller

10 consejos de Stephen King para escribir un best seller

La mayoría de escritores que se dedican a la literatura como oficio, sueñan con convertirse en los reyes de los best sellers. Llegar a la cima de las buenas letras, ser conocido y reconocido por todo el mundo, y llenar las estanterías de las librerías con tus dotes creativas, es una de las ambiciones que a pocos escritores se le resiste. Pero, por suerte o por desgracia, el espacio del éxito es tremendamente limitado.

Uno de los que tiene abierta la puerta de par en par, y que bien conoce el mundo de los best sellers, es el escritor norteamericano Stephen King. Así, que si estás pensando en escribir un libro y quieres conocer algunos de sus consejos, aquí te los ofrecemos.


Stephen King, el rey de los best sellers

best seller

Si hablamos de éxito editorial dentro de la literatura actual seguro que hay un nombre que nos viene a la mente de inmediato: Stephen King. Se trata, sin duda, de uno de los autores más relevantes dentro de los libros de ficción, misterio, terror y fantasía. Algo le habrá ayudado también que la mayoría de sus obras han sido llevadas al cine, por lo que su nombre se ha convertido, además, en un referente para la industria de Hollywood.

Pero llegar hasta la cima no es un camino sencillo. Es necesario ser constante, dominar la técnica y tener grandes dosis de imaginación. Así, que si estás pensando en publicar un libro y quieres saber cómo escribir un best seller, los consejos de Stephen King te pueden venir estupendamente.

1. El primer objetivo: escribir para ti

Siempre que te sientes a escribir, piensa en el placer de estar realizando una labor que te satisface al máximo. Así que olvídate del público al que va a ir dirigido tu relato. Haz tu tarea como si fueras a disfrutarlo tú solo y déjate llevar. Una vez esté finalizado, ya llegará el momento de corregir y pensar en los demás.

2. Escribe solo sobre cosas que te gustan

¿Qué es lo que más te emociona, te divierte, te asusta o te atormenta? Es importante que cuando te lances a la aventura de la escritura lo hagas sobre un tema que te provoque ciertas emociones, sensaciones y sentimientos. 

3. Televisión apagada

Según el gran maestro del suspense, y que por cierto ha utilizado mucho este medio para escribir, el primer paso para concentrarte, y no contaminarte con ideas externas, es apagar la televisión mientras escribes. Según él mismo asegura, la televisión es un veneno para la creatividad. 

4. No dejar nunca de leer

Sea cual sea el género, la época o el estilo, es importante estar alimentándonos continuamente de aquellos trabajos que otros literatos han ofrecido al mundo. De esta forma se nos abren nuevos caminos hacia el aprendizaje, reforzando el estilo propio e investigando otras vías de creación.

5. El objetivo de la escritura no es la fama

Precisamente lo dice uno de los escritores más famosos de este siglo, aunque quizá por ello lo pueda afirmar con tanta rotundidad. Según King, el objetivo final no debe ser ganar más dinero o ser el más famoso de las librerías, la única pretensión que debe tener un buen escritor es enriquecer la vida de esas personas que van a disfrutar de tu obra.

6- Un poco de egoísmo no está mal

Tanto en el momento de la creación como en el proceso posterior, cuando has dado a conocer tu obra, es importante mantener cierto límite con las opiniones que recibes. Durante el proceso creativo es necesario que te tomes tu tiempo y tu espacio. Las personas que te conocen y te aman lo entenderán perfectamente. Y después es recomendable que separes aquellos comentarios que te benefician y los que no sirven para nada. Recuerda: es imposible satisfacer a todo el mundo.

7. ¿Temor ante el papel en blanco?

La mayoría de escritores, especialmente los noveles,  sienten cierto pánico cuando se enfrentan al papel en blanco. Esto es totalmente normal, lo importante es que no te provoque un bloqueo tal que pienses en abandonar la tarea. Si sabes sacarle partido a esas emociones encontradas, que se mueven entre la adrenalina de la creación y el pánico de no estar a la altura, seguro que encuentras el camino perfecto.

8. Un cuaderno, tu mejor compañero

Todo escritor que se precie suele llevar consigo un cuaderno en el que ir tomando notas de todo aquello que le sorprende, le divierte o le emociona a lo largo del día. Son esos pequeños gérmenes o semillas que pueden convertirse en una historia maravillosa. Así que no lo dudes, y lleva contigo siempre uno y escribe en él siempre que puedas.

9. La disciplina es la clave principal del éxito

Escribir no es solo un oficio, también debe convertirse en un hábito constante e inflexible. Según Stephen King, lo mejor es fijarse una fecha en la que tendremos que entregar nuestro trabajo. Esto nos obligará a mantener un ritmo de trabajo y esforzarnos en cumplir nuestro propósito. Escribir todos los días, durante un tiempo que determinemos, o un número de palabras, puede ser una buena tarea.

10. El descanso como aliado

Todos los consejos de trabajo, en la teoría, son estupendos y viables. Sin embargo en la práctica no siempre pasa igual. A veces nos sentimos cansados, bloqueados o incapaces de encontrar la vía para plasmar cualquier idea. No pasa nada. A pesar de ser firmes a nuestra voluntad de disciplina, también tenemos que saber cuando parar y descansar. Esto nos ayudará a tomar distancia, oxígeno y disipar la presión. Seguro que después, al retomar el trabajo todo será más fácil.

Buenos y sencillos consejos del gran escritor de best sellers del mundo. ¿Te atreves a empezar el tuyo?

Fuente foto principal: Store Norske Leksikon

Recursos para escritores
Blog
Últimos artículos
Artículos relacionados
9 consejos de García Márquez para escribir un libro
9 consejos de García Márquez para escribir un libro

Si estás pensando dedicarte al mundo de la literatura o si quieres afianzar tus dotes como amante de las letras, quizás te vengan bien algunas pautas para escribir un libro, mucho más si vienen de la mano de Gabriel García Márquez, uno de los autores más importantes del siglo XX.