Escribir un libro

Quiero escribir un libro, 8 consejos para hacerlo realidad

El 18 de junio de 2020 | 2 Comentarios

Escribir un libro es como una carrera de larga distancia, requiere de planificación, así como de tiempo, sacrificio, constancia y esfuerzo. Además, escribir un libro conlleva un proceso de crecimiento interior y de exploración profunda de uno mismo. Quién no se ha preguntado: ¿y si mi libro es un fracaso? o ¿y si no valgo como escritor?

Cuando escribes tu obra te enfrentas a estos y a decenas de interrogantes similares y simplemente, comienzas a escribir, porque hay una necesidad que te impulsa a ello.

En este artículo queremos aportarte 8 consejos prácticos para enfocar la escritura de tu libro desde un punto de vista más productivo.


8 consejos para empezar a escribir un libro

Siguiendo estos sencillos consejos podrás materializar tus ideas de tu obra en menos tiempo del que imaginas. Solo es cuestión de iniciar el camino y tener constancia.

1. Planificación

Antes de empezar a escribir o teclear los primeros párrafos de tu futuro libro, conviene sentarse a elaborar un “plan de ruta”. Este plan, escrito en una hoja en blanco, en una pizarra o en un documento nuevo, debe tenerlo constantemente visible y contener:

  • Objetivos generales y específicos.
  • Metas diarias/semanales de avance (palabras, capítulos, etc).
  • Recursos disponibles (equipo, software, lugar de trabajo acondicionado, etc).
  • Tiempo estimado de fin del trabajo (3 meses, 1 año, etc.).
  • Fases de desarrollo (capítulos, etapas, escenas, etc.).
  • Tiempo y recursos destinados a cada fase (horarios, tiempos por bloque de trabajo, etc.).

Evidentemente, este es un plan inicial que se hace antes de empezar la obra, por lo tanto se ajustará con la evolución de la misma. No obstante, es una hoja de ruta que marca un inicio.


2. Hacer una escaleta o resumen general

La escaleta es un resumen, grosso modo, de nuestra obra. Se suele decir que la escaleta está a medio camino entre la sinopsis y la redacción de la novela.  En la escaleta plasmamos el tema central de la obra, tono de redacción, tipo de narrador, ambientación, personajes principales, secundarios, división por capítulos y otros elementos de interés.

Hacer un buen resumen general o escaleta, nos ayudará a definir las fases que tendrá nuestra obra y, además de darnos una visión de conjunto, nos permitirá afrontar la redacción de nuestro libro con ciertas garantías de no caer en errores graves de estructura o argumento. La escaleta no es un recurso rígido, sino que se podrá adaptar a los cambios que podamos realizar a posteriori sobre nuestra obra.


3. Disciplina

Escribir un libro requiere de mucho trabajo diario y un esfuerzo constante. Es importante que establezcamos una disciplina realista para las tareas de investigación, redacción y corrección. Debemos fijarnos un esquema de trabajo (algo que ya esbozamos en la planificación inicial), dividir los bloques de tiempo que dedicaremos a cada tarea y establecer horarios.


4. Encuentra tu método

Hay autores que investigan todo antes de sentarse en el ordenador, otros prefieren hacerlo al sobre la marcha, al tiempo que van escribiendo. Del mismo modo, hay escritores que escriben de madrugada, otros al alba; unos en su casa, otros en un parque… en fin, cada autor debe encontrar el método que le permita trabajar más eficientemente.

Es importante que encuentres tu lugar de trabajo, así como las horas en las que eres más efectivo en el proceso de redacción y creación.


5. De lo general a lo específico

Cuando comenzamos a escribir, es conveniente comenzar de lo general a lo específico, es decir, establecer los marcos referenciales antes de comenzar a diseñar diálogos, descripciones u otros recursos. Esto nos da más enfoque y nos permite ser más ordenados.


6. Escribe, escribe y escribe

Parece una obviedad, pero la mejor forma de escribir… ¡es escribiendo! La escritura además de un arte, es una práctica y no hay mejor manera de ejercitarla que redactando de manera regular, sin importar que se esté trabajando en un manuscrito desarrollado para acabar en imprenta.


7. No deseches nada

Probablemente, tras releer un texto que hayamos redactado recientemente, nos parezca que su mejor lugar es la papelera. Si bien es cierto que la lectura crítica nos ayuda a limar y perfilar nuestros escritos, también lo es que, un exceso de esa visión crítica puede llegar a convertirse en un terrible censor que nos impida avanzar en la escritura de nuestro libro.

Para evitar este tipo de sabotaje, los escritores usan el recurso del “cajón”. Es decir, todos los textos recientes deben ir a un “cajón” y darles tiempo para que, pasadas dos semanas, un mes, etc., su relectura se realice desde otra perspectiva más constructiva y cercana a la visión del lector.

Gabriel García Márquez contaba que sus Doce cuentos peregrinos se llamaban así porque “peregrinaban” entre la papelera y el “cajón”. Afortunadamente para todos los lectores de García Márquez, el cajón hizo su trabajo y, a día de hoy, podemos disfrutar de estos excelentes cuentos.


8. “Mens sana in corpore sano”

Es muy posible que, en muchos casos, cuando estemos inspirados o motivados en la redacción de nuestras obras descuidemos la alimentación, el ejercicio físico o el descanso. Se trata de un impulso o frenesí creativo que suele durar días o semanas y que nos lleva a modificar nuestros hábitos, a fin de dedicarle más tiempo a la práctica de la escritura. Mihály Csíkszentmihályi ha tratado el concepto del flujo creativo de manera magistral y explica cómo, cuándo y por qué se da este proceso.

Debemos dedicar las horas necesarias al descanso y cuidar nuestro cuerpo. Lejos queda el mito romántico de la bohemia y de los excesos del artista. Cuidarnos es también cuidar nuestra obra. Otro punto de gran importancia es el relacionado a la postura que adoptamos mientras trabajamos, ergonomía y cuidado de las lesiones físicas por malas posiciones al escribir.

 

Suscribirse
Notificarme de
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
María José rosillo
17 de septiembre de 2020 8:57 pm

Me parecen unas recomendaciones estupendas y al ser tan claras y evidentes la pasamos de largo. Me han servido y animado.

ende
18 de septiembre de 2020 12:16 pm

Nos alegra. Aquí estamos para lo que necesites.
Saludos.