Blog

Mapas mentales para escritores. Desata tu potencial

Mapas mentales para escritores. Desata tu potencial

Lo peor que puede sucederle a un escritor es quedarse con la mente bloqueada ante el folio en blanco. Incluso aunque tengas mil ideas preconcebidas, una breve semblanza de los personajes o un tema central del que ir desenmarañando una trama, ese primer paso de entregarse a la primera frase suele ser crucial. Para que esto no suceda, y para ayudarte durante todo el proceso creativo vamos a enseñarte una técnica que nunca falla: el mapa mental o conceptual.


¿Qué es el mapa mental?

¿Qué es el mapa mental?

Para saber lo qué es, de forma clara y sencilla, lo definiremos como una especie de diagrama en el que vamos a ir anotando todo aquello que se nos ocurra. Partiendo de una primera premisa o palabra, iremos lanzando todas las ideas que se nos vayan ocurriendo, incluso aunque, a priori, nos puedan parecer absurdas o innecesarias. 

La función principal del mapa mental es crear una figura gráfica, que casi nos podría recordar más a un concepto matemático, que nos ayude a recordar e interpretar de una forma mucho más sencilla el contenido de lo que, más tarde, se convertirá en nuestra gran obra.


¿Para qué sirve el mapa conceptual o mental?

organizar

Cada escritor tiene sus propias técnicas para dar rienda suelta a su creatividad y lanzarse al mundo de la escritura, sin embargo es bastante habitual que dentro del caos de ideas y conceptos que queremos transmitir se necesite un cierto orden. De esta forma el trabajo resultará más fluido, guiando al lector por todos aquellos caminos que le queremos mostrar.

Tanto si hablamos de una obra de ficción, educativa, un manual de instrucciones o un artículo periodístico o divulgativo, necesitaremos organizar nuestro trabajo de forma que quede bien estructurado. Es así como el mapa conceptual nos servirá para crear ese armazón o esqueleto a partir del cual conseguiremos nuestro objetivo.


¿Cómo creo mi mapa mental?

Ya hemos visto como el mapa mental es una herramienta fundamental durante el proceso de escritura, así evitamos bloqueos, dejaremos fluir la imaginación con cierto orden y perderemos el miedo al folio en blanco.

Aunque seguro que encuentras la manera particular de crear tu propio mapa mental, para romper el hielo puedes ayudarte con aplicaciones para mapas conceptuales que puedes encontrar en Internet, así como programas con distintos ejemplos de mapas mentales que te pueden guiar.

Si quieres empezar ya mismo, solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

El primer paso: la idea central

Lo primero que debemos reflejar en nuestro mapa conceptual es una idea central. Es así como la expresaremos en el centro o núcleo de nuestro folio. Puede ser una pregunta, una idea o un concepto, que nos servirá como base para el posterior desarrollo y al que nunca perderemos de vista.

Encontrar ese concepto principal puede que no sea sencillo, así que podremos utilizar la técnica conocida como tormenta de ideas o brainstorming. Es tan fácil como ir anotando, sin orden ni control, todo aquello que se nos ocurre o que primero pasa por nuestra mente. Entre todo ese caos, seguro que surge la idea clave de nuestro futuro escrito.

El segundo paso: las ramas de ideas

A partir del primer paso, que es encontrar el concepto principal, irán surgiendo nuevas ideas vinculadas a ese núcleo. Es así como van creciendo nuevas ramas que irán tomando forma a medida que abrimos nuestra mente, dejando fluir la parte más creativa. De esas ramas irán creciendo otras subramas y así hasta que creamos que el esqueleto está, más o menos, completo.

El tercer paso: ordenar el caos

El siguiente paso, y quizás el más laborioso, es ordenar el caos que producido tras la batalla de ideas que han ido surgiendo. Es el momento de limpiar, destacar, subrayar y, en definitiva, hacer que nuestro mapa conceptual tenga la consistencia suficiente para lanzarnos a la escritura con el menor número de dudas posibles.

Algunas de las ideas que has ido lanzando, puede que no te sirvan, otras descubrirás que son fundamentales y no pueden faltar para el desarrollo del tema, incluso podrás ampliarlas con nuevos conceptos e ideas. 


Los formatos más adecuados para escribir un mapa mental

Mind Meister

Como bien dice el refrán: «Cada maestrillo tiene su librillo», es así como cada escritor encuentra su mejor medio para desarrollar su oficio. Mientras Gabriel García Márquez es un entusiasta de los ordenadores, Fernando Sánchez Dragó solo se concentra si es ante su antigua máquina de escribir; y otros como Eduardo Galeano solo desarrollan su creatividad a través de la pluma o el lápiz

Del mismo modo, cada cual elegirá su mejor manera para desarrollar su mapa mental o conceptual. Gracias al desarrollo de la tecnología ya podemos realizarlo a través de nuestro ordenador. Existen numerosas aplicaciones que te permitirán hacer mapas mentales de manera muy sencilla e intuitiva, como puede ser el caso de Mind Meister.


Conclusiones

Si estás pensando en escribir un libro, si notas cómo las mariposas de la creatividad te están rondando, o si acabas de encontrar la idea perfecta para compartir con el resto del mundo, no dejes que nada te detenga. Estamos seguro que el uso de mapas mentales podrán ayudarte a hacer tu sueño realidad.

220922 publicar libro
Recursos para escritores
Blog
Últimos artículos
Artículos relacionados
Reglas ortográficas básicas para autores
Reglas ortográficas básicas para autores

Si tienes algunas ideas en mente y has pensado en publicar un libro, es importante que tengas en cuenta algunos pequeños consejos que pueden servirte de ayuda. Especialmente si quieres que todo tu talento llegue al lector con total claridad y nitidez. Y ahí es donde llega la norma estricta e inflexible: la ortografía.

¿Quieres publicar un libro?
Desde: 264€ / 50 ejemplares (110 páginas)
Solo trabajamos para España
Haz tu sueño realidad
Publica tu libro con ediciones ende