mujer concentrandose
Técnicas para mejorar la concentración
El 15 de enero de 2019 | 0 Comentarios

¿Tienes problemas de falta de concentración? ¿Crees que esto puede afectar a tu rendimiento en el día a día? ¿Estás escribiendo un nuevo libro pero no te concentras? Es cierto que lo ideal para un escritor sería poder estar muchas horas delante de un ordenador o del papel y vivir sólo para el libro. Pero la realidad no es así, de hecho, la dificultad para concentrarse es uno de los problemas más comunes entre los apasionados a la escritura

La falta de concentración se produce cuando no se consigue desconectar de una serie de estímulos para dedicarse a una cosa concreta, lo que suele pasar factura al rendimiento. Sin embargo, cada persona es diferente, para algunos concentrarse es una tarea sencilla, tan simple como planteárselo y lograrlo, pero para otros, exige un mayor esfuerzo de voluntad, ya que son más propensos a las distracciones. Además, la falta de concentración puede generar estrés o incluso discusiones.


Es por ello, que en este artículo vamos a enseñarte algunas técnicas para mejorar la concentración y consigas, así, fijar la atención en escribir tu libro y conseguir publicarlo o en cualquier otra tarea sin distraerte.


1. Descanso nocturno

Este es uno de los principales factores a tener en cuenta ya que, muchas veces, la falta de sueño se apodera del cuerpo y también del rendimiento psicológico, por lo que se aconseja a todo el mundo que consiga dormir una serie de horas (aproximadamente 8, son las recomendadas) para que el cerebro descanse, porque esta función ayudará a reparar y restablecer el equilibro de nuestro cuerpo y mente. Hay que tener en cuenta que la escritura de una obra literaria es un camino de largo recorrido, por ello si se quiere rendir y conseguir terminarlo, se debe descansar.


2. Crea un ambiente adecuado

hombre con ordenador

Lo primero es preguntarse: ¿cómo es el lugar adecuado para concentrarse?. Habitualmente, los escritores necesitan un espacio tranquilo y evitar, dentro de lo posible, cualquier sonido ajeno a la sala de trabajo. También evitar la luz artificial directa sobre el papel, ya que puede producir fatiga. Disponer de un mobiliario cómodo y ordenado en el que poder encontrar todo lo que necesites, ayudará mucho a crear ese ambiente necesario. Aunque también es importante eliminar cualquier elemento que pueda ser causa de distracción.


3. Evita comidas copiosas

Hay que tener en cuenta que existen comidas que te pueden provocar mayor somnolencia y cansancio que otras, especialmente durante las horas en las que vas a escribir, por lo que la solución para combatirlo es ingerir comidas con un aporte equilibrado de hidratos, proteínas y grasas. De esta forma el organismo asimila mejor los alimentos y evita encontrarse pesado y cansado tras el almuerzo.


4. Deja el móvil

hombre usando móvil

Uno de los peores vicios del ser humano puede llegar a ser el uso del teléfono móvil, puesto que pueden causar el retraso de tareas importantes y sustituirlas por otras irrelevantes. 

¿Sientes la necesidad de mirar tus redes sociales? ¿Cada vez que recibes una notificación en el móvil tienes que mirarla? ¿Necesitas estar pendiente del móvil por si te llaman o te mandan un mensaje para contestar rápido?.

Si tienes una dependencia del móvil o te sueles distraer mirando las redes sociales o las notificaciones, a cualquier hora, debes evitarlo en el tiempo que le vas a dedicar a escribir, poniéndolo en silencio, dándole la vuelta para no ver la pantalla cuando se encienda o incluso quitarlo de tu mesa de trabajo, de esta forma conseguirás evadirte de cualquier distracción y te ayudará a concentrarte para escribir tu obra literaria.


5. Regálate una recompensa

Hay que ser conscientes que escribir un libro no es algo fácil, se necesita recorrer un largo camino para obtener recompensas, por tanto, que hay que buscar alguna forma de premiarse uno mismo. Unos ejemplos de recompensarse por el trabajo es que al final del día o la semana se dedique unas horas para desconectar, ya sea dar un paseo, salir con los amigos, hacer deporte (que también le ayudará a su vez a descargar tensiones), leer, ver una película o serie, etc., es decir, distraerse de las obligaciones y darle un descanso a la mente. Esta es una buena forma de motivarse y romper con un estado emocional negativo.


Todas estas pautas te ayudarán a la hora de escribir a salir de esos momentos con falta de concentración y a conseguir aumentar tu rendimiento. Y recuerda lo que decía Nicolás Boileau:

“Quien no sabe concentrarse, nunca sabrá escribir”. Nicolás Boileau.

Déjanos un comentario

  Suscribirse  
Notificarme de